-

Datos personales

sábado, 14 de diciembre de 2013

Un remoto mensaje de WhatsApp

Hola, lo se, he estado hipermegaperdida que tira pa atrás... Entre unas cosas y otras, el blog colgado. Lo siento. La verdad es que muchas veces hay que priorizar y otras, priorizar las prioridades...y así sucesivamente.

Sinceramente iba a esperar a empezar el nuevo año para ir poniéndome al día. Pero hay cosas en el día a día que te tocan la fibra y tiran al traste todos tus planes.

Os voy a contar mi caso (Modo confesión a lo "terapia de grupo" - ON):

Tengo una gran amiga amiguísima. Nos conocimos en el trabajo. De las dos la joven soy yo. De las dos, la experimentada era ella. Y claro, imaginaros el plan. Sí, me explotó, lo confieso. Yo no quería...

No quiero dar nombres, pero digamos que es "Su".

El caso es que por circunstancias, seguimos siendo compañeras aunque no trabajemos en el mismo lugar. Por lo que la comunicación nuestra es o por señales de humo, o por whatsapp, o por mails... Solemos quedar para ir a comer... Pero sí es verdad que hay veces que nos necesitamos y la otra no puede o mil circunstancias...

Pero claro, las veces que yo no puedo, para ella pesan mucho más que sus "Luego te llamo", sí, esos que, cuando la tía ya se digna a llamarte han pasado más de cinco días y cuando descuelgas le dices (digamos que ella se llama "Sa"): -Jolines, Sa, llevo seis días sin moverme del sitio, mirando el móvil, con los ojitos cristalizados esperando esta llamada; Ni poder beber agua para no perder de vista el teléfono... Y la colega, que digamos que se llama "Na", se tira de risa y al final ni puedes hablar con ella porque no hace más que reír...

Lo mejor de todo es cuando la pillas de compras o a saber qué está haciendo en ese momento y su conversación no sale del típico: -Bueno, ¿Y tu qué?... Le explicas tu vida, obras y milagros y la respuesta es: -Bueno, ¿Y tu qué?... Le haces un resumen de tu vida, obras y milagros; Y la respuesta es: - ¿Y tu qué?... Y yo como se que ya tiene una edad, pues echo muuuuuuuuuuucha paciencia.

El caso es que me ha dejado varios mensajes relativos al blog, por mail, en el propio blog mismo... Y yo siempre los he ignorado porque sabía que a principios de año me pondría... vaya que sí que me pondría con él... más que nada porque tengo tres proyectos entre manos y después del trabajazo como para no subirlos...

Pero se me adelantó, el pasado miércoles, por la tarde, me encuentro un whatsApp que decía literalmente: "Te tienen que estar saliendo las mantas preciosas... pero te vas a quedar más sola que la una".

Imaginaros mi cara de póker al leer eso, la verdad es que cuando lo pensé y requetepensé me tiré de risa. No me digáis que no tiene arte la colega...

Y bueno, para que se haga una idea de tooooooooooodo lo que tengo entre manos. Del por qué de mi ausencia últimamente, aunque no tenga las cosas terminadas iré subiendo actualizaciones para demostrar ante ella (Su-sa-na), el mundo y el cosmos, que parar... no paro...

Y para abrir boca, algunas cositas que ya están finiquitadas:






























Espero que os hayan gustado. Y ¡Susanita! pronto volveré... Besurris.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Bueno....ten paciencia con ella.- Por cierto muy bonito todo, pero no tienes escusa....nos tienes a todos muy abandonados¡¡¡¡ Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Qué mala, malísima eres! Si estuvimos hace nada de vinitos... Pero sí, esta semana tenemos que quedar que si no me temo que hasta el año que viene... con las fechas que vienen... Mil besos¡¡¡

      Eliminar