-

Datos personales

lunes, 5 de noviembre de 2012

Y hoy va de confesiones y/o autojustificaciones...

No, lo siento... No estoy haciendo nada de art journal. 

¿Falta de inspiración? Para nada. ¿Falta de tiempo? Negativísimo, he estado casi un mes de vacaciones. ¿No me apetece? Falso, tengo un monazo que no puedo con él. 

¿Entonces? Planeé las vacaciones de mi vida sin viaje de por medio. Planeé seguir pacientemente con mi álbum de Pekín y si podía, empezar el de mi viaje de California, y tendría tanto tiempo que ufff haría el álbum del compromiso de mi hermana y a la vez, haría el de mi viaje a Portugal (Demasiada fantasía diría yo).

Se me ocurrió la brillante idea de pintar la habitación de las manualidades, el distribuidor y las rejas. ¿Qué ha pasado? Pues que el pintor, sí, mi querido Marcos; O mejor dicho, mi queridísimo CONCUÑADO POLÍTICO (novio de la cuñada de mi hermana... ¿Lo he expresado bien?, esperad que saco papel y lápiz y tiro de flechas en los árboles genealógicos. Sí, ese es nuestro parentesco), para no irnos del tema, Marcos tuvo un aparatoso accidente de tráfico y no es cuestión de explotarlo que yo iría a por él, lo embaucaría con cualquier excusa, lo traería a casa, lo escayolaría dejándole movibles solo los brazos, lo metería en las habitaciones y le diría: -¡¡¡Pinta!!!, pero claro, qué mala imagen daría ante la familia política de mi hermana... Mejor lo dejo. Pero eso sí, cambiando las cosas de sitio, metiéndolas en cajas, etc, etc, etc... Descubres aquel bolso nevera mini, tan kuki que compraste no sé cuánto tiempo atrás a lo "lolailo" (rojo de lunares blancos), has conseguido entrar a la leonera en la que dos días antes no podías ni entrar tras todos los preparativos para el compromiso de tu hermana, te das cuenta de tooooooodos los bolígrafos que tienes en casa y que cuando vas a echar mano de ellos echan patas y salen corriendo... 

Desde aquí mando un beso fortísimo a Marcos y Nadia, los dos iban en el coche. Aprovecho para recordar: Si bebes no conduzcas. Ellos están fastidiados físicamente y con un coche siniestro total por culpa de un conductor ebrio y tiene muchísima mala leche la cosa...

Shhhh la próxima vez que tengas un par de días libres, no des lugar a que se entere Raquel (Mi amiga). Escóndete, pierde peso y hazte la mujer invisible; Si ves su coche, saca una peluca, unas gafas diferentes a las que sueles llevar y ante todo, ¡¡¡No la mires!!!; Si vas a ir de compras, rodea todo el pueblo y ¡¡¡No pases por la puerta de su casa!!! La jodía se huele tus vacaciones, esas en las que sueñas con levantarte a las diez de la mañana, y entonces te suena el teléfono y con esa voz melosa que solo pone en esas situaciones te dice: -Niña, ¿Qué haces?... Piensas... -¡Demonios! ¡Me ha "pillao"!, entonces lo confiesas, intentas que cuando quieres decir -Estoy de vacaciones, suene a -Esto tiene variaciones; Pero la tía es tan sumamente bruja que ya lo sabe, no hace falta ni que te lea el lenguaje corporal (estás hablando por teléfono con ella) y entonces... TE PLANEA DOS SEMANAS en cero con dos. ¿Qué significa eso? Pues que te haga madrugar durante no sé cuántos días seguidos. Y piensas: -¡¿Y que la tía no pille una gripe del quince y se tenga que quedar en casa una semana!?... (jajajajaja) Pero ahora, viéndolo desde mi primer día de trabajo, recuerdo lo bien que lo pasamos haciendo la Vereda de la Estrella, yendo de "xinorris", visitando la feria de los continentes, yendo a más "xinorris", desayunando juntas, tomándonos unas cervecitas, entrando a más "xinorris"... Yo peleándome cada dos por tres con su chiquitirrín, Jose Antonio; Ayudando a su marido a meterse con ella... En fin, esas cosas que se hacen con los amigos.



Cuando planees ir a la Alhambra, tía torrrrrrpe, elige bien el día, chiquilla, que vives a quince minutos. Pues aquí la menda lerenda, le pidió a su Juanito que sacara entradas. Éste le dijo que en esa misma semana solo quedaban para un viernes a las ocho y media de la mañana (sí, otro madrugón) y ella, sabiendo que si escoge día para ir a la playa hace un oleaje y un viento que literalmente "tira pa atrás", va y se echa a valiente, y pestañeándole pícaramente: -Clin, clin, clin... Le dice: -Pues, ea, resérvalas. Ese viernes menudo día nublado, lloviznó a veces, paró otras... ¿Lo mejor? Pues entrar los primeros, ver tooooodas las salas en la más absoluta intimidad, VER AMANECER en la Alhambra (O como dice Juan, imaginártelo, porque lo que es el sol, no lo vimos) Conseguir la última guía oficial publicada, oler los aromas del Generalife cuando llueve (eso, eso... Sí que no tiene precio); Poder visitar a mi madre en su trabajo por la mañana y... tomarte unas cañas (en mi caso refrescos porque la cerveza y yo como que no).



Si reservas un hotel a través de una oferta, mejor llama antes al hotel y pregunta si alguna noche, tu pareja y tu vais a tener tan solo la compañía de uno de los trabajadores de allí. A ver, hotel monísimo, entorno, inmejorable (La Alpujarra Granadina, concretamente, Trevélez); El trabajador, un conocido "mu salao". ¿Noche romántica? ¿Intimidad? Pues no, te empiezas a comer la cabeza con: -Ois... ¿Y ese ruido?, ¿Se oyen pasos? ¿Eso era una sombra?... jajajajaja Al final te relaja el pensar en el pedazo de baño que te has dado en la piscina climatizada esa tarde totalmente a solas, con esas vistas al jardín... y quedas profundamente dormida.



¿Y toda esta parrafada? (Me lo pregunto hasta yo...) Pues para ser honesta, para liberarme de este secreto ante el mundo blogueril... Le he sido infiel al art journal y al scrap. ¿Me siento culpable? Pues no. ¿Los echo de menos? A cada minuto. Pero lo que puedo hacer en estos momentos, lo que ocupa mi tiempo libre, lo que casi me satisface tanto como esas maravillosas manualidades, llevada por los contratiempos antes mencionados (si, si, yo no quería; Los contratiempos me llevaron a ello, me obligaron; Yo prometo que me resistí) es.... uffff no sé como decirlo... el ¡¡¡CROCHET!!! Sueño con puntos, patrones y lanas de colores. Minuto que tengo, minuto que voy en busca de mi frágil y delicada agujita y mis lanas. Mientras las acaricio me dicen: -No me sueltes, no me sueltes... Y yo que soy tan buena, pues no, no las dejaría ni a sol ni a sombra..

Así que pacientemente dejaré que Marcos se recupere poco a poco, estaré envuelta en el crochet porque eso de inundar el salón con las miles de cosas que requiere el art journal haría que Juanito se planteara el dormir en el patio con las perritas y no, no es la mejor época para ello. 

4 comentarios:

  1. Me he reído con la parrafada!!jajaja. Y sobre el crochet...pues yo estoy igual porque he comenzado a hacer amigurumis y ahora voy como loca buscando patrones, blogs de crochet y lanas varias de colores. En fin, que el scrap sí, el amigurumi también...se me junta la faena!!!jajaja

    Besotes!


    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, bienvenida por estas tierras. Sinceramente yo también me reía cuando lo relataba y más cuando pensaba en las caras de algunos cuando lo leyeran...jijijiji. No me he metido en los amigurumis, he sido más tradicional, pero a lo bestia, si supieras la risa que me entra cada vez que recuerdo que he gritado a los cuatro vientos en mi entorno más cercano que quiero hacer una mantita como la del blog "Buscando comienzos", concretamente "La manta de mi hija"... Vamos me sale un JA-JA-JA desde lo más hondo de mi ser, porque ahora, cualquiera dice que sin querer se le prendió fuego, repito, accidentalmente, a todo lo que llevaba... jajajajaja. Pero bueno, olé por nosotras que nos embarcamos, ¿O no?.

      Un fortísimo abrazo y ¡¡¡Ánimo!!!

      Eliminar
  2. Jajajajajajajaaja
    Solo puedo decirte....qué arte tienes contando tu "relato parrafada" me parto yo sola!
    Siento el accidente de tu familia, que se mejore pronto, así que mientras mejora ao no, dale caña a la aguja de ganchillo que resulta muy relajante, pero no por ello menos adictivo ;D

    Bss

    Ada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Darle caña? Si está la pobre agujita que echa humo y la he pillado susurrando: -Como me tenga currando quince minutos más, llamo a los servicios sociales agujeriles... grrrrr... jajajajajaja.
      ¡¡¡Besurris Ada, gracias por pasarte por el blog!!!

      Eliminar