-

Datos personales

domingo, 18 de septiembre de 2011

El por qué de todo esto

Hace quizás más de un año, entré en una página para buscar una simple y discreta receta de cocina en la web. Recuerdo que la señora autora de la página comentaba que se iba a seguir con un trabajo de Scrapbook. Menuda cara se me quedó. Pero como una es "cotilla" decidí buscar qué significaba aquello. No lo podía creer. Menudo mundo se abrió ante mi. Soy una fanática de la fotografía, algo que me viene de familia. Y sí, he de reconocer que el usar albumes digitales para mis fotos me empezaba a aburrir. Pocas posibilidades diría yo. Pero el Scrap no, en el mundo del Scrap uno puede llegar hasta donde quiera.


El Scrapbooking se considera "album de recortes", se pueden aplicar miles de técnicas, se puede usar de todo para llevarlo a cabo... Su cuna son los EE.UU.

Hice mi primer pinito con un album para mi madre de su viaje a Cuba, mucha cartulina, mucha cinta... Pero el caso es que me sigue gustando aquel experimento. Será porque fue mi primera obra...

Pasó el tiempo, seguí investigando y me enamoré de los minialbumes hechos con sobres de comida, y me embarqué en uno sobre la boda de la hermana de una compañera de trabajo. Y el resultado me gustó muchísimo.

Hice una prueba de minialbum con fotos de los hijos de una compañera, Pre, usando como base papel de cartón piedra, láminas que compré en una papelería especializada y que llevé a la imprenta de una clienta para que me las cortara a la medida requerida.

Y por último hice las fotos y dos albumes para la hija de mi compañero de trabajo por su Primera Comunión. Y aunque sencillos, porque la ocasión lo merecía... gustaron.


Ahora voy a probar a llevar a cabo Artjournal, considero que da más juego que una simple, formal y bonita página de Scrapbooking. Y lo voy a intentar con las fotos de mis viajes, a Pekín y a California, si la cosa pinta bien, algún año (porque creo que con estos tardaré mucho) haré alguno con mis viajes a Londres que han sido varios. Y a la vez hacer algunos encargos que tengo desde hace tiempo.

He de reconocer que es un mundo caro: papel especial libre de ácidos, troqueles, pistola de emboss, polvos, sellos, tintas, lápices y ceras acualerables... pero lo importante es sacar el máximo partido a lo poco o mucho que se tenga y sobre todo ponerle muchas ganas.

Y bueno, como introducción espero que haya sabido plasmar el por qué de mi incursión en este mundo.

Saludos.